sábado, agosto 31, 2013

20 lucas!

Había confirmado ya que almorzaríamos juntos y como es del norte decidió que fuéramos a comer algo típico de la ciudad que lo vio nacer… Eran las 12:30 del día y yo terminaba de alistarme para enrumbar hacia la estación Javier Prado.

Salí corriendo del gym porque no quería llegar tarde, tomé el metropolitano, en el camino pensaba como reaccionaríamos al vernos, si él se avergonzaría un poco o quizás yo, iba leyendo mi comercio, era domingo y como pocos días por estas fechas hacía un poco de sol… Pensaba que era un presagio, uno bueno…

Llegué a la estación indicada y subí por las escaleras pero no vi a nadie, decidí esperar y luego de unos 5 minutos recibí la llamada de Guillo y me preguntaba ¿Dónde estás?  A lo lejos lo pude ver y le hice señas, estábamos a los lados opuestos de un mismo puente. Un abrazo algo prolongado selló el encuentro.

“Los Piuranos” es el lugar al que iríamos a comer y que estaba a unas cuadras de la estación, mientras caminábamos y conversábamos todo se hacía más familiar, como si nos conociéramos de siempre, en realidad yo no quise que nos conociéramos porque creía que esa conexión que habíamos logrado tener mediante las llamadas y las conversaciones por Skype se rompieran, lo bueno de todo es que no fue así.

Llegamos al local y se encargó del pedido, claro y es que la situación la podía manejar  mejor él ya que conocía los platos y quería sorprender de lo bien que se cocina en su tierra. Quedé complacido.

Era la hora de pedir la cuenta y yo sacaba mi tarjeta para pagar mi plato y cuando subí la mirada vi que sonreía y dijo: Luquito, aquí no admiten tarjetas! No me causó gracia, hoy en día ¿Qué local no admite tarjetas? Y yo la verdad que ando con el efectivo siempre justo. No te preocupes, yo invito – dijo

Salimos y le pedí ir a un cajero para poder retirar algo de efectivo, yo quería pagar mi cuenta, no me gusta que me inviten, empezamos a caminar cruzando la Javier Prado, mientras conversábamos de lo mejor un taxi se paró al lado de nosotros y el chofer preguntó si teníamos cambio para un billete de 20 soles a lo que moví la cabeza a los lados y pretendí seguir caminando, luego recordé que a Guillo le habían dado de vuelto dos billetes de 10 soles y cuando voltee a verlo él también se había dado cuenta de eso y dijo: Si tengo dos billetes de 10 soles que me dieron en el restaurante.

 ¿Puedes revisar el billete? – me dijo. Yo le pedí el billete al taxista, la señora que iba en la parte de atrás del taxi dijo: Está bien el billete… Algo no cuadraba, algo en el billete se me hacía extraño y antes de que Guillo le entregara los billetes le dije: Espera, este billete está extraño… Él tomó el billete y no le pareció falso. Está bien – dijo

El taxista se fue agradeciendo y yo con la duda en la cabeza, empezamos a ver de nuevo el billete. El veredicto final fue: NOS LA HICIERON! El billete era falso.

Retomamos la caminata en busca del cajero y mientras hacíamos eso pensaba en como es común hoy en día que estafen a tanta gente, entiendo que fue descuido nuestro, quizás para una siguiente vez no me anime a hacerle un favor similar a alguien y creo que Guillo tampoco, lo bueno fue que esa anécdota no malogró para nada la tarde... 


10 comentarios:

  1. Yo no hago favores a gente extraña que me da mala espina, a menos que sean viejitas, y con mucho cuidado.
    Siempre quieren estafar a la gente, y ya quita la buena voluntad.

    ResponderEliminar
  2. Oooh cuando lei el titulo pensé que te referías al programa de cable donde con 20 soles se hace un plato gourmet! Jajajaaja
    No lo conocias? Podía ser un asesino en serie!!
    Jajajaja el viejo truco del “voy a pagar con mi tarjeta de debito” en la anticuchera de la esquina! Jajajaaj Ya me la han hecho!! Siempre lleva efectivo pessss! No seas camaron!!
    Caray, que mala pata sin embargo es una anécdota contable! (jejeje por lo de contar y el dinero jejejeje Ok, si ya se! Soy malo con los chistes!!) Yo veo billetes falsos a cada rato, lo bueno de mis técnicas es que son moscas para eso, pocas veces las estafan!

    ResponderEliminar
  3. Hola Luco, pasé a saludarte y ver tu blog.
    Te has dado cuenta que tienes activado el verificador de palabras???. Te lo digo porque mucha gente no lo sabe que lo tiene puesto.

    ResponderEliminar
  4. Algunas vez tambien me paso lo mismo, debe ser que como tú soy de dar mucha confianza facilmente. Pero hay que tener cuidado eh. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No vale la pena confiar así por así. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. @Damian, la siguiente vez sólo viejitas.

    @Gary, o hablemos de comida por favor. :(

    @Lobezna, gracias por la visita y ya quité el verificador de palabras.

    @Aristio, de algo se debe aprender, no? Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Hay que estar con cuatro ojos para que no te den un billete falso yo tengo uno de 20 E.Un SALUDO

    ResponderEliminar
  8. a mi una vez me dieron un 20 soles falso, lo pase en un taxi jajajaja
    no pensaba quedarmelo

    ResponderEliminar
  9. Guillo me dice que lo pasó, jajajjajaah piuranito!!!!! Más vivo...

    ResponderEliminar
  10. Buen día amigo! ... Que tal? Me llamo Fernando Carranza, tengo un problema serio en el cual tu puedes ayudarme pues ya pasaste por aquella tortuosa experiencia, ojalá entiendas a lo que me refiero pues no quiero hacer público mi problema, claro siempre que te guste ayudar a otras personas. Este es mi correo netocb.arq@gmail.com


    De veras que estaría muy agradecido contigo si te tomas un momento para ayudarme. Gracias.


    PDTA: No soy ningún mensaje de propaganda, menos robot. XD

    ResponderEliminar

Aquí llegaron y esto dejaron: