viernes, noviembre 28, 2014

Tortilla de papa...

Conocí a Jm. por un amigo, una presentación informal un día en los que el europeo llegaba, como una de tantas veces, a Perú.

Sus ojos iluminados, sus cejas, sus pestañas rizadas y esa sonrisa de niño me cautivaron, me engancharon desde el primer día que lo vi, sin embargo no había motivo para pensar en algo más y mucho menos a tan poco tiempo de conocerlo. 

Aquella semana en que lo conocí se fue volando, terminó muy rápido y regresó a su país, regresaría en un mes a Perú por los motivos que siempre lo traen: trabajo! 

Un mes después yo en el aeropuerto esperando que llegue, verlo salir por aquella puerta, acercarse y abrazarlo fue demasiado bueno para mí, un momento muy bueno... y desde entonces muchas de mis noches las he pasado con él, durmiendo con él, cenando con él, conviviendo con él; claro está el tiempo que se nos hacía fácil el poder compartir...

Hoy decido huir, mis sentimientos hacia él han crecido y a pesar de que a su lado me he sentido querido creo que falta algo, algo de su parte, somos tan distintos, él tan culto, tan profesional, tan experimentado y creo que él lo sabe, sabe que yo a su lado sería más para aprender que para enseñar...

Me he sentido querido y eso es lo que cuenta, huyo porque no me quiero enganchar con él y  porque siento que él no lo hará conmigo, supongo que no soy más que una bonita compañía y aunque siempre me quedé pensando en todo lo que me dijo, las ocurrencias, las cenas, los abrazos pues creo que huir es la manera de defenderme, de estar bien...

Quiero a Jm. pero no quiero sufrir, supongo que es prevenir y no lamentar... Me ahorraré unas lágrimas decidiendo esto, me ahorraré muchos suspiros, me ahorraré noches pensando en él (eso no creo, porque lo ando pensando a cada minuto del día), hoy no he sabido nada de él y no sé si en estos días se tome la molestia de buscarme, aunque siendo sincero me gustaría que me llame y que me diga: te necesito aquí en mis brazos, en mi cama y sobretodo en mi vida...




5 comentarios:

  1. No había leído esto hasta ahora...Viste la estrella fugaz...y te dije que pidieras un deseo...Ya te he llamado, y también te lo he escrito....que te necesito, en mis brazos, en todas mis horas, en mi vida, que ya no quiero que sea mía, que quiero que sea nuestra...Soyez réalistes, demandez l'imposible

    ResponderEliminar
  2. si regresa sin que lo llames es tuyo

    bueno eso dicen....

    ResponderEliminar
  3. Luco, es bueno saber de ti después de tiempo... pucha lo que escribes se ve que está bien complicado. Yo te aconsejaría que lo medites bien, a veces no es malo estar con alguien para aprender, tampoco lo tomes tan así... de las parejas siempre algo se aprende. Pero bueno si tienes la decisión tomada adelante... te aconsejaría no te apresures nada, pero si ya lo has analizado y ves que puedes salir perdiendo sí es mejor prevenir que lamentar.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Aquí llegaron y esto dejaron: